PROYECTO EDUCATIVO

 

La Congregación de las Hijas de San José, Protectoras de la Infancia, fundada en Chile por la R.M. María Luisa Villalón en el año 1895, tiene entre sus fines principales la protección de la infancia desvalida y la formación cristiana e integral de la juventud a través de sus colegios, los cuales, por ser Católicos, asumen las orientaciones y enseñanzas del Magisterio de la Iglesia en plena fidelidad al espíritu de la R.M. Fundadora. En la actualidad, nuestros colegios hacen suyas las orientaciones pastorales que señala la nueva evangelización como su horizonte.

Como colegios cristianos y católicos, pretendemos educar personas y comunidades penetradas de los valores evangélicos. El tipo de persona que queremos educar es, ante todo, ser libre, cuyo actuar se rige por la propia conciencia iluminada por la Fe.
Los colegios pertenecientes a la Congregación Hijas de San José, Protectoras de la Infancia, contribuirán a la formación integral de sus alumnos, en especial de la infancia más necesitada, poniendo énfasis en el crecimiento valórico y espiritual basado en la Fe católica.

El establecimiento opta y propicia un currículum centrado en la persona, en donde el centro del proceso sea el alumno sobre el cual debe converger y girar, considerando cada etapa de su desarrollo, intereses, inquietudes y personalidad.
Este currículum que el Colegio acoge y hace suyo, implica constante preocupación por el avance doctrinal y valórico de los alumnos, así como una continua preocupación por la labor educacional referida al aspecto instruccional y formativo.
La Comunidad Educativa del Colegio María Luisa Villalón, fomentará en forma permanente el rendimiento escolar y valorará el aprendizaje como uno de los aspectos importantes del desarrollo de la personalidad.
La Comunidad Educativa del Colegio María Luisa Villalón pretende formar alumnos que sean capaces de:
*lograr una madurez personal, vocacional, social, humana y cristiana;
*asumir los valores cristianos y proyectarlos en su vida estudiantil, en la vida de una fe inteligente y participativa, teniendo a San José como guía en el trabajo de cada día;
*formar jóvenes con una preparación académica adecuada, que les facilite la continuación de estudios en la Educación Superior.